Un Gol al estilo Ingles

Harry Kane ha sido el máximo goleador de la Premier las dos últimas temporadas y va camino de convertirse de nuevo en ello esta temporada, lo que daría con tres pichichis consecutivos para un jugador local. El gol, que siempre perteneció a un jugador nacido en las islas británicas durante las ocho primeras temporadas de la Premier League -desde 1992- se convirtió en todo lo contrario cuando llegó el nuevo siglo. Ahora está siendo el mejor delantero de la selección inglesa el que se ha adueñado de una distinción que vuelve a remarcar la evolución del juego en su enclave más reacio.
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Desde que se creó la Premier League, siempre fue la punta del ataque y la materia goleadora una función muy british. Era muy común ver el 4-4-2 con doble punta, con dos delanteros que, heredados de los 70 y 80, fueron pasando de referencias muy directas a delanteros también fijos pero de más posibilidades al espacio, pero casi siempre con figuras nacidas en Reino Unido. Así, de 1992 a 2000 los máximos goleadores son todos ingleses: Sheringham, Cole, Shearer (3), Sutton, Owen y Dublin compartiendo pichichi en 1998, Owen y Kevin Phillips. Ya en la temporada 1998-1999, junto a Owen aparecían Yorke o Hasseln¡baink, antesala de un dominio foráneo de quince años que vio quince pichichis consecutivos de bandera extranjera.

Y es que con el ascenso de la Premier a referencia global en cuanto a las grandes ligas, con el dinero llegando a las islas de manera exponencial, las figuras extranjeras fueron poblando las grandes delanteras de la Liga: Henry, Anelka, Bergkamp, van Nistelrooy, Hasselbaink, Cristiano, Drogba, Torres, Tévez, Luis Suárez, Agüero… La Premier reunió a una nómina de estrellas relacionadas con el gol como difícilmente pueda repetir, inclusive con el poder adquisitivo que hoy atesora.

Así, el delantero inglés quedaba siempre muy lejos en cifras goleadores, y además, nunca formaba parte de grandes plantillas. A excepción de Rooney, que tampoco era un goleador inequívoco, los demás delanteros, caso de Heskey, Vasell o Walcott, no eran ni mucho menos referencias goleadoras consumidas. La convocatoria de 2006, seguramente la más completa y talentosa de Inglaterra en este siglo y seguramente en los últimos 25 años, carecía de un goleador. Inglaterra carecía en la Premier de goleadores nacionales.

Como ocurre en Inglaterra, cualquier idea externa necesita entender primero lo que significa cada idea en las islas, pero es en la mezcla de ambas lo que ha servido para que Harry Kane no pare de marcar goles. El Tottenham de Mauricio Pochettinoejemplifica bien el equilibrio entre los rasgos propios del fútbol Premier, con ataques muy rápidos y vocación por llegar mucho al área contraria, y una madurez táctica que permite a su delantero a relacionarse con el juego y a no quedar penalizada su tarea goleadora.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Harry Kane ha devuelto el ‘pichichi’ a su país de la mano de un proyecto que sigue creciendo, que no ha negado la cultura inglesa ni tampoco la suya propia, la de Pochettino, que quiere aprovecharlo todo, el espacio, el balón, la transición y el campo rival, para que su mejor jugador no deje de marcar goles. Entre la Premier y un foráneo han logrado que un delantero inglés esté marcando goles dentro y fuera de Inglaterra.